dilluns, 3 de desembre de 2007

Poesia a la classe de mates

- Profe... pero si esto es clase de mates

-Això és encara el DESCANS de la classe de Mates. Així que... bé, estava pensant que em teniu fins aquí dalt de veure-us llegint aquesta infecta premsa gratuïta... mira, mira... tu creus que això és un titular seriós: "Los poseídos hablan lenguas muertas"... o espera, espera... mira aquest "En africa los burros tendran que llevar matrícula"... aquests individus si que haurien de portar matrícula: "Sóc un ignorant"!

El cas és que he pensat que m'agradaria recomanar-vos alguns llibres que estic llegint. Per que si... sense haver-me de justificar, el que m'agradi a mi. I de tant en tant, quan toqui poesia, llegiré algun poema. Avui, m'agradaria llegir-vos un poema m'agrada particularment, suposo que el que m'agrada és el subtil punt eròtic... que em sembla que també us pot agradar:



EN LA VIEJA CASA VIVEN DOS CHICAS

En la vieja casa viven dos chicas.
A veces crecen y a veces desaparecen como canales en el Négev,
a veces son diez y a veces sólo una.

A veces dejan encendida toda la noche una luz amarilla,
como en un corral de gallinas, para veinticuatro horas
de amor, y a veces sólo una pequeña luz rojiza
como un caramelo
con una aureola alrededor.

Y hay un gran fresón en medio del patio.Y en primavera hay muchos frutos en el árbol, y muchos
frutos en la tierra.

Una se agacha para recoger
y la ora se estira para recolectar.
Mis ojos gozan de las dos:
una lleva una camistea de hombre y nada más,
y la otra, sandalias con tiras
enrolladas casi hasta el ombligo.

* * *

Yehuda Amijai.
Gran tranquilidad: preguntas y respuestas.
Ediciones Cátedra, Madrid 2004.
Traducció de Raquel García Lozano.


... i ara, a treballar.